Reiteramos el llamado a la unidad y al respeto constitucional

Actores de los tres órdenes de gobierno, los sectores privado, social y académico, los partidos políticos y la sociedad civil organizada, tenemos semanas reiterando el llamado al titular del Ejecutivo a encabezar la adopción de un amplio Acuerdo Nacional con el fin de fortalecer las capacidades del Estado mexicano para hacer frente a la emergencia sanitaria y económica que enfrentamos.

La amenaza presente, en términos de vidas, empleos e ingresos para las familias y seguridad pública, es un riesgo para la para la sociedad, la gobernabilidad y la tranquilidad pública.

El Ejecutivo ha demostrado su rechazo a la construcción de acuerdos y dado muestras claras de su desdén por el diálogo y la convivencia democrática. Ahora agrega su desprecio al orden constitucional y a la división de poderes. La pandemia del CO VID-19 ha puesto en evidencia a un gobierno empeñado en tomar medidas unilaterales y aisladas en un momento que nos necesita a todas y a todos los mexicanos.


Los diputados y senadores de Morena y sus partidos aliados han privilegiado su cercanía con el gobierno, por sobre su responsabilidad de debatir y legislar sobre los temas que verdaderamente preocupan a los mexicanos.